El arzobispo de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, advirtió este domingo que la división y la búsqueda de intereses personales está llevando a la República Dominicana a la deriva.

Al encabezar la misa en la Catedral con motivo del 207 aniversario del natalicio de Juan Pablo Duarte, dijo que la ocasión es propicia para reflexionar y pensar en el bienestar común dejando a un lado los intereses particulares y partidarios.

Indicó que mientras los dominicanos estén divididos en parcelas y partidos pensando en lo particular, no se saldrá de actual situación.

Llamó a actuar como Duarte, que depuso sus intereses personales por el de la nación dominicana.

“Yo creo que hoy, este aniversario del natalicio dd Juan Pablo Duarte, es una ocasión para reflexionar y rectificar nuestro comportamiento ciudadano para que busquemos el bien de la nación”, dijo.

Sostuvo que es una oportunidad de pensar y actuar como Duarte que fue honesto en la administración.