Altos de la Caobita, una apuesta al ecoturismo e impulso de las comunidades

9

Jessica Bonifacio

En el turismo de República Dominicana siempre habrá lugares por descubrir. Rincones que ni imaginamos, pero que prometen hacernos vivir la mejor de las experiencias. Con unos experimentamos la aventura, con otros el amor por la naturaleza, y si se tiene suerte, hay rincones que combinan ambos elementos.

Elegir un destino con un alto respeto a la naturaleza y en el que puedas apreciar y cuidar lo que te ofrece es un gran placer para los amantes y veladores del medio ambiente, además enseña a otros vacacionistas a valorarlo y disfrutarlo.

Publicidad

En el país se apuesta al turismo de naturaleza, educación ambiental y respeto e impulso de las comunidades, así lo demuestran proyectos como Eco Hotel Altos de La Caobita, ubicado en la localidad de Barreras, a tan solo treinta kilómetros de Azua de Compostela.

Tras una donación, inició en el 2014 como una casa de retiros, sin embargo, fue una idea que no funcionó. Para 2021, gracias al aporte de voluntarios expertos en arquitectura hotelera, se transformó en un modelo de negocio turístico de enfoque sustentable, ofreciendo al público un hotel ecológico bajo los parámetros elementales de la sostenibilidad y un alto compromiso de desarrollo social de su comunidad.

“El objetivo era animar a la comunidad para que vieran un futuro más allá de la playa. Además, buscábamos con Infotep impartir cursos a los lugareños de camareros, cocina, electricidad; esto, pensando en que la comunidad se formara más. Para ese levantamiento, se realizó un diagnóstico de las necesidades de la comunidad”, explicó la anfitriona Dolores Puértolas.

Una mano amiga del medioambiente

“Es ecológico, porque contamos con paneles solares para suplir las necesidades energéticas; reciclamos el plástico de botellitas y no usamos utensilios plásticos. Además, hacemos que el turista tome conciencia”, destacó Puértolas.

El lugar cuenta con una huerta, cuya idea es desarrollar más la agricultura familiar, indicó la también administradora del lugar. Asimismo, cuenta con un reservorio de agua el cual cubre los requerimientos para su operatividad.

“Es un proyecto social con el interés de crear puestos de trabajos y de desarrollar la zona. Cabe destacar que los beneficios van a proyectos sociales de la comunidad”, resaltó Puértolas.

Actividades a realizarse

En Altos de La Caobita promueven las atracciones que se pueden hacer en Barreras, como paseo por la bahía, rutas de senderismo, montar a caballos, rutas en bicicleta, etc. Por igual, “para los aventureros, románticos y para las almas libres que quieren contemplar las estrellas y escuchar el crepitar de la fogata, está el glamping”, afirma Puértolas.

Mientras que para los amantes del agua, una piscina que juega a ser cómplice entre su cielo azulado y la Playa Caobita, bañada por el Mar Caribe, que se disfruta ni tan lejos ni tan cerca.

Iniciativas contra el plástico

Este verano, lanzaron sus iniciativas de lucha contra el plástico de un solo uso, la reducción de la huella ecológica y la generación de los beneficios del eco hotel para un cambio social, generando valor en su comunidad receptora y el entorno que le rodea.

Formación

La formación tanto de personas locales como de estudiantes internacionales es una de las acciones sociales que desde este proyecto sin fines lucrativos se desarrollan. Para la comunidad, con el apoyo de Infotep se han realizado formaciones sobre masajes, manipulación de alimentos, seguridad en entornos ecoturísticos, y en la actualidad se realiza la enseñanza en cocina para los vecinos del entorno.

Aportes a la comunidad

Además de la formación de sus comunitarios, los cuales se integran en la mano de obra por excelencia del proyecto, Puértolas resaltó que los recursos generados por la práctica hotelera han servido para la mejora y protección del medio ambiente, a partir de trabajos en el entorno de la Cueva de los Indios, la cual data entre 2800 y 2600 a.C., el apoyo de proyectos agrícolas, creación de reservorios de agua (en un lugar en donde este recurso tiene grandes limitantes); el apoyo a jornadas de limpieza de manglares, playas y eventos deportivos locales.

Altos de la Caobita se consagra en su primer año de operaciones como el primer hotel ecológico en República Dominicana orientado a la sostenibilidad, desde el emprendimiento social, que apuesta por el desarrollo y la integración de los comunitarios de su entorno.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here