¿Abinader huyendo del santiaguero? “Una candelita a la otra esquina”

18

Por Doctor Humberto Salazar

Habría que ser muy estúpido o tener un pensamiento muy superficial, si nos tragamos el cuento de que la conversación telefónica entre los presidentes Xi Jing Ping y Luis Abinader se trató solo de dar las gracias por una operación comercial, al final eso ha sido la venta de vacunas a la República Dominicana, y hablar de lo tradicional en el lenguaje diplomático: ¨estrechar los lazos de amistad e incentivar el comercio profundizando las relaciones bilaterales¨.

Existe un anécdota muy conocida entre los que abrevamos de la sabiduría del oráculo político de este país que se llamó Joaquín Balaguer; cuando aquellos que se atrevían a intentar desafiar su liderazgo dentro del reformismo se activaban como todos los políticos, comenzaban a entrevistar a quienes creían podían ser sus adherentes, claro para evitarse malas interpretaciones casi todos los llamados iban donde el líder a ¨dejarle caer¨que se habían reunido con ¨fulano o zutano¨ y renovar su juramento de lealtad.

Balaguer, el viejo zorro de la política dominicana, siempre les hacia la misma pregunta: ¿usted fue a su casa o el fue a la suya?, y es que dependiendo de la respuesta quedaba claro quien era el interesado en el tema de que se trataba.

Lo mismo aplica para la ya famosa conversación telefónica antes mencionada, pues lo primero que tendríamos que preguntarnos es quien fue el que hizo las gestiones para el contacto, y no hay que ser muy inteligente pues de forma inmediata se debe señalar a Luis Abinader, pues nadie en su sano juicio se podrá imaginar a un líder mundial de la talla de Xi Jing Ping, cabildeando para hablar con el presidente de una minúscula isla del Caribe.

Ahora de esto se derivan varias preguntas: ¿cómo es posible que Abinader cambie de repente de su discurso anti China y de genuflexión total al gobierno de Estados Unidos en solo 10 meses?.

Quien tenga dudas de esto solo tiene que repasar el discurso de la toma de posesión del pasado 16 de agosto, donde renegó de las relaciones con la República Popular China.
¿Porqué una persona como Luis Abinader, que llegó a la presidencia usando el lobby de Rudy Giulliani en el gobierno de Trump, aquí nadie es tonto y eso costó mucho dinero, de repente se muda a la ¨otra esquinita¨ en términos de política internacional?.

¿Cuales son las razones de que el actual presidente dominicano tenga que bajar la cabeza y darle la razón, en la práctica es lo que hace en estos momentos, al pasado presidente Danilo Medina en su decisión cerrar nuestra embajada en Taiwan y establecer relaciones diplomáticas con China?

¿Cual es la ¨candelita¨ que siente Abinader, tan cerca que casi lo esta quemando, que tragándose su orgullo y cambiando su actitud de ¨sangre azul¨ y ser superior, baja la cerviz y humildemente cabildea con la embajada de China en la República Dominicana una conversación que tiene un alto valor simbólico y sobretodo de compromiso?

Las relaciones con China fueron uno de los factores principales para la salida del poder del Partido de la Liberación Dominicana pues otra llamada, esta vez la de Mike Pompeo que era secretario de estado del gobierno de Donald Trump, fue aparentemente el freno de la reforma constitucional que abría las puertas para que Danilo Medina se presentara nueva vez a la reelección.

Y si alguien tiene dudas de quien hubiera ganado esas elecciones con Danilo como candidato en el 2020, solo tiene que hacer una operación aritmética de suma y resta comparando el resultado de ese torneo electoral con el del 2016, cuando, a pesar de un padrón con menor cantidad de electores, Medina obtuvo 1.2 millones de votos mas que los obtenidos por Abinader en el 2020.

En base a las relaciones desarrolladas por Giulliani, al que ahora intentan ocultar pues tiene medio pie metido en la cárcel en Estados Unidos, y la apuesta por la ganancia electoral de Trump, fue que se desarrollaron las acciones de acoso y derribo en contra de la embajada China en el país, en la persona de su embajador, antes, durante y despues de la toma de posesión de Abinader, con el objetivo de alinear al país en una lucha de poderes que no es de nuestra incumbencia.
Pero suponemos que en la cabeza de Luis Abinader lo que primaba era la idea de que los halcones trumpistas que habitaban la Casa Blanca, habían sido un factor decisivo para su llegada al poder ,y apostaba a que estos lo iban a apoyar fuertemente porque era segura la reelección de Donald Trump.

Sin embargo, el destino, esa fuerza misteriosa que mueve a los seres humanos, produjo tres hechos que son golpes contundentes a esta política diseñada sobre el terreno pantanoso de resultados electorales muchas veces caprichosos; primero Trump perdió las elecciones y asumió el poder Joe Biden; segundo la torpeza en el manejo de la crisis del covid llevó a depender de China para la provisión de las vacunas para inmunizar la población y tercero, arrestaron al diputado Miguel Gutierrez del PRM en Miami.

Dice una frase que ¨en los detalles es que esta el diablo¨, y en cuanto al final de estos tres hechos incontrovertibles, hay detalles que llaman mucho la atención.

Uno de ellos es la inusual mención de la ¨ayuda de la presidencia¨ de la República Dominicana para la captura de este diputado, por lo menos a nosotros nos pareció una amenaza velada al actual gobierno de parte de Estados Unidos, ya que todo el mundo conoce las relaciones que existen entre el hoy acusado de narcotraficante y el financiamiento de la campaña del PRM en esa plaza electoral, las fotografías con sonrisas ¨de oreja a oreja¨ sobran en las redes sociales.

Frente a algo tan evidente, pareciera un aviso a Miguel Gutierrez y su presunta banda, de que debían entregarse porque no iban a tener protección de los que ellos suponían fueron sus aliados en la campaña electoral, y al efecto ya se sabe que durante el fin de semana las otras tres personas mencionadas en el expediente del gran jurado de Estados Unidos tomaron vuelos a Miami y fueron arrestados, es decir, una entrega pura y simple porque por estos lados no tenían nada que buscar.

Queda claro entonces, que Gutierrez y sus secuaces, quienes en caso de ser declarados culpables, serían testigos excepcionales de como el narcotráfico podría haber financiado la campaña del PRM por lo menos en la provincia de Santiago, se convertirían en un aguijón en manos del gobierno de los Estados Unidos que podría ser usado como forma de presión contra el actual gobierno, el presidente Luis Abinader y algunos de sus funcionarios claves.

De esto el que quiera buscar paralelismos y precedentes solo tiene que informarse de como se desarrolló el llamado Proceso 8000 en Colombia y las acusaciones en contra de quien fuera presidente de ese país Ernesto Samper, quien recibió, esto fue probado en la justicia, dinero del Cartel de Cali para ayudarlo a ganar las elecciones de su país celebradas en 1994.

Y seguimos con los detalles, mientras todo esto se desarrolla en Miami, esta claro, por la entrega de sus allegados, que el diputado Gutierrez ¨cantando Claro de Luna¨ para los organismos de inteligencia de los Estados Unidos, mientras por estos lados, ya entrando en el campo de la especulación, se buscaba la forma de enviar un mensaje de que se correría a la ¨otra esquinita¨, la sombrilla China, si es que la presión para entrega de personajes del actual gobierno en relación al recibo de ¨dineros calientes¨ se produjera.

Entonces pensando como si esto fuera una novela policíaca, las posibilidades de acercamiento a China, es probable que estén marcadas por las confesiones tanto de Miguel Gutierrez como de Yamil Abreu, este ultimo extraditado y acusado de ser miembro del cartel de Sinaloa en el país y financiador de la campaña del PRM en el sur del país, pues podrían salpicar a personajes muy importantes del actual gobierno, ya que en toda campaña electoral se usan canales de recaudación de fondos que no son declarados en los documentos que entregados como informes de gastos a la Junta Central Electoral.

Hasta la inscripción de Miguel Gutierrez como candidato a diputado se pagó a la JCE con dinero en efectivo, imaginemos entonces las cantidades que corrieron como ríos de papeletas en manos de los que dirigían la campaña del PRM, no solo para este ser el mas votado y ganar una curul en el congreso, sino para empujar las candidaturas nacionales del PRM así como las demás candidaturas locales en Santiago y probablemente todo el Cibao Central.

¿Que una cosa no tiene que ver con la otra?
Pues será casualidad o talvez causalidad, pero esa dosis de humildad de parte de una persona tan arrogante, esa actitud de bajar la cabeza y correr a la ¨esquinita¨ contraria a la defensa de los intereses de lo que el mismo llama ¨nuestro principal socio comercial¨, pone en evidencia una urgencia que no tiene nada que ver con vacunas ni pandemias, en este caso lo que no se ve si parece mucho mas importante que lo que se ve.