A Ver si nos Entendemos

21

Incremento inusitado de la delincuencia.

La violencia doméstica se hace dolorosamente  creciente.

El deterioro de servicios básicos como la energía eléctrica y el suministro de agua es cada vez más notable.

Publicidad

Los precios de los alimentos continúan en indetenible espiral alcista.

La adquisición y el alquiler de viviendas se alejan del presupuesto de las familias de bajos y medianos ingresos.

El desempleo sigue provocando angustia, sobre todo entre los jóvenes.

Y el año escolar pautado para el mes próximo trae consigo el abusivo pago de reinscripción y alzas altamente desproporcionadas en la utilería.

Y en medio de todo esto la prioridad es un diálogo para reformar la  Constitución

Nos preocupa sobremanera que andamos mal sin temer a lo peor.