Wednesday, January 27, 2021
Home Cine 10 cortos dominicanos del 2020, un recuento obligatorio

10 cortos dominicanos del 2020, un recuento obligatorio

Por Humberto Almonte

Analista de cine

En los últimos años la producción de cortometrajes en la República Dominicana ha crecido en cantidad y calidad, constituyéndose esto en una muestra palpable de la transformación de este sector cinematográfico. La profundidad de sus historias, la diversidad estilística y sus desenfadados planteamientos estéticos, hacen que estas breves piezas superen a sus hermanos los largometrajes. Los cortometrajes son parte del negocio, o tienen que serlo, del proceso Marca País y de la identidad visual de una cinematografía joven como la dominicana con sus fortalezas, debilidades y retos que superar. Los galardones obtenidos aquí y en el exterior dan un mensaje positivo de lo que se produce aquí, atraen las miradas, quizás miradas cortas pero cargadas de atención hacia las imágenes en movimiento de nuestra cultura.

Mirando el panorama, hice un flashback a los trabajos de esta duración que pude contabilizar desempeñando la función de jurado este año en eventos como Femujer, Festival de Cine Global Dominicano o La Semana Más Corta de la Universidad Pucmm, Los Cortos del Museo de la Resistencia o de Los Festivales del Minuto, sumó más de 600 en total, con una gran cantidad de ellos producidos en el país. Si contamos los vistos en exhibiciones de otros festivales y trabajos sueltos, la cantidad crece bastante. 

A continuación, les dejamos 10 cortos que han llamado nuestra atención:

Vistazo a una conexión inherente

Este documental de Sebastián Romero y Miguel de Moya retrata el proceso de producción artística del artista plástico Limbert Vilorio   en un contrapunteo audiovisual entre el artista, la obra, la cámara y los realizadores.

Los egresados de la universidad Pucmm Romero y De Moya, se arriesgan a intervenir en el universo de Vilorio del que salen ilesos a ratos en este diálogo complejo entre las artes, que nos depara hermosas imágenes llenas de silencio, de colores y de las palabras profundas del artista.

El Último Rezo”.

Lo que refleja este documental es de tal intensidad, que los sentimientos del hermano del realizador y de su abuela por el asesinato de su familiar, no necesitan adscribirse a ningún dialogo, a ninguna palabra, solo a los sonidos cotidianos que de todas formas se vuelven irrelevantes delante de lo que se siente en el interior.

El protagonismo de esa interioridad es tal que traspasa las imágenes, dejando al espectador en un estado de tristeza al igual que sus protagonistas. El director José Luis Jiménez, de la Escuela de Cine de Chavón, dota a este trozo de realidad de una autenticidad llena de durísimas verdades.  

D’ Train

En la película dirigida por Yudelka Heyer se cuenta la historia de Alberto, un músico dominicano recién llegado a la ciudad de Nueva York que en el metro conoce a Lucinda, una dominicana que conserva su identidad cultural sin dejar de integrarse a la sociedad norteamericana.

 La conexión que se logra entre estas dos personas va más allá de su nacionalidad compartida o el aspecto nostálgico presente en la atmosfera visual y narrativa de esta obra. La integración del gadget tecnológico que separa y une el factor casualidad, hacen de D’ Train una interesante mirada audiovisual desde la diáspora. 

Santo”.

La existencia de Darlyn , un niño que vive entre la santería y el gaga de su madre y el catolicismo de su padre, muestra la separación de los universos físicos y culturales de sus familiares, una prueba palpable de los múltiples niveles de una sociedad dominicana menos homogénea de lo que nos quieren hacer creer.

Ese rigor conceptual con que Virgilio López de la Escuela de Cine de Chavón acomete las diversidades de nuestra identidad, lo traspasa a la factura técnica de Santo. El peso dramático de cada plano es impresionantemente solido desde el principio hasta el final lo que convierte a esta pieza en uno de los cortos más relevantes de este año.   

La Pieza de Casseus”.

Las aspiraciones de un joven de clase baja e inmigrante haitiano para acceder a sus sueños de convertirse en bailarín y los obstáculos que debe superar para inscribirse en una academia de ballet, dan pie a que el director Camilo Mejía dibuje el difícil panorama vital de las personas de estos segmentos sociales.

La Pieza de Casseus es un alegato humano de altos vuelos, ejecutado con solvencia técnica y limpieza narrativa, que con su atenta mirada desde la cámara no deja espacios sin escrutar dentro del universo que describe esta imaginativa obra. La riqueza polisémica de esta pieza nos obliga a seguir con atención la corta trayectoria de este director proveniente de la Escuela de Cine de la Universidad Intec.

El Becerro de dos cabezas”.

La fábula que construye Rodney Llaverías en este cortometraje va en la onda de la desmitificación de la sexualidad conservadora que se aposenta en las profundidades de la psique social dominicana. A lo que el personaje de Marino se enfrenta es a ese becerro bicéfalo de sus deseos y de lo espera su padre de él.  

El realizador Llaverías se concentra en una ruralidad donde perviven las más atrasadas costumbres y pensamientos, dejando muy claramente establecido que existen luchas individuales intentando salirse de esa encerrona oscura y retrógrada. 

 “Una vez, un fuego”.

El subconsciente nos vuelve a traer, como la marea, recuerdos que creíamos enterrados en el pasado remoto, como le pasa aquí a Magua con cierto episodio que lo traumó en su infancia, una de esas cosas que pasan y que pueden definir toda la existencia de una persona.  Ray Medrano, joven realizador de la Escuela de Cine de Chavón, se adentra en hechos que conforman a seres inseguros en castrados emocionales, víctimas directas de las acciones de las figuras de autoridad familiares  herederas de tradiciones negadoras del derecho a ser uno mismo, a definir su identidad.

La foto perfecta”.

La ganadora del segundo lugar en el Festival del Minuto y Medio de Violencia Machista “La foto perfecta” dirigida por Kayla Rodríguez, deja perfectamente establecido que el machismo y la violencia sicológica siguen cebándose sobre las mujeres.

Paranoia”.

Tommy vive en un estado de paranoia permanente después de sostener relaciones con Geidy, la novia de Gerardo. Las fronteras entre la realidad y la imaginación se han desdibujado jugándole una mala pasada al aspirante a Casanova que es Tommy.

El director Roberto Monclús se apoya en un guion bien trabajado, el uso inteligente del espacio físico y el sonido, para entregar una obra que le mereció la distinción del Mejor Cortometraje en la edición virtual de La Semana Más Corta 2020 de la Pontificia Universidad Catolica Madre y Maestra – PUCMM-. 

“Último paseo”

Realizado por  Lia Chapman, en este corto de ficción nos habla Jesús, un anciano que ha sido trabajador de campo y que ahora sólo le queda su perrito, se ve en la obligación de separarse de él para emprender la recta final de su vida en un asilo.

El acento que pone la realizadora en lo visual y la expresividad de los gestos o las miradas relegando a su mínimo nivel  de manera muy consciente las sonoridades dialogadas, hacen del tránsito de José a su último tramo de vida un ejercicio de sensibilidad estética. 

Most Popular

Queso brie: propiedades, valor nutricional y usos

El queso brie, según el Codex Stand 283-1978, es un «queso blando madurado en la superficie principalmente por mohos blancos que tiene la forma de...

Los espacios públicos

Por Santos Aquino Rubio Poco a poco los espacios públicos de la capital y de las principales provincias del...

La prórroga de un pacto nuclear centra el primer contacto entre Biden y Putin

Washington/Moscú. La prórroga del último tratado de desarme nuclear vigente entre Rusia y EE.UU., el Nuevo START, centró este martes la primera...

COVID-19: “Discriminación invisible en RD”

Por Jesus Batista Suriel La República Dominicana es un Estado Social y Democrático de Derecho, fundado en el respeto de...